sábado, 3 de julio de 2010

NUTRICION










HISTORIA DE LA NUTRICIÓN
Desde la aparición del hombre sobre la tierra, el tipo de alimentos que éste ha tenido que ingerir para su sustento, ha variado a través de los "tiempos", debido a que se vió obligado a adaptar a aquellos que tenía más próximos y le era más fácil obtener con las escasas herramientas que poseía. Como ejemplo, sirva citar los estudios sobre los restos del ser humano más antiguo encontrado hasta la fecha (nos referimos al hombre de Atapuerca-Burgos) .
Se ha llegado a la conclusión de que era carroñero y disputaba sus "manjares" con otros animales de iguales características alimenticias. En su andar en busca de víveres, se iba encontrando nuevos tipos a los que se veía obligado a adecuar. La disponibilidad de la caza mayor iba disminuyendo y tenía que alimentarse de la caza menor, del marisco (en algunas áreas) y sobre todo de plantas comestibles. Esta fase adaptativa empezó hace unos 100.000 años.
Se cita que los últimos en sufrir estas restricciones, hace unos 30.000 años, han sido los habitantes de unas zonas muy determinadas (dos regiones del Oriente Medio). Sin embargo, en la Península Ibérica hace menos de 20.000 años (Freeman, 1981) la carne aún suponía más del 50% de la dieta habitual.
Hace unos 12.000 años (Cavalli-Sforza, 1981; Trowell, 1981) se inicia la primera revolución agrícola. Esto suponía una fuente fija de proteínas. Debemos tener en cuenta la gran variabilidad en las cifras recogidas en las cosechas; lo que conllevaba una alimentación irregular y a épocas de hambre.El resultado final de las recolecciones se veía muy afectado por la climatología, contra la cual era muy difícil luchar. El almacenamiento de sobrantes, en años buenos de producción, tampoco era el más eficaz. Lo que ocasionaba una alimentación irregular.
Lentamente el tipo de manutención fue variando hasta nuestros días, en los que el conocimiento sobre el tema es mayor. Pero, el asunto no está cerrado todavía. Siguen los estudios para un mejor entendimiento y para aportar las soluciones adecuadas..
NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN
El conocimiento de las necesidades nutricionales constituye la base teórica indispensable para determinar la alimentación ideal de un individuo en cualquier período de la vida y en diferentes condiciones ambientales.
Se entiende por NUTRICIÓN al conjunto de procesos merced a los cuales el organismo recibe, transforma y utiliza elementos químicos contenidos en los alimentos. Estas sustancias constituyen los materiales necesarios y esenciales para el mantenimiento de la vida.
ALIMENTACIÓN es, en cambio, tan solo la forma y manera de proporcionar al cuerpo humano esos alimentos que son los indispensables.
En la primera etapa, en estos primeros meses, se admite que el niño progresa adecuadamente con la LECHE MATERNA, por locual, se toma como patrón para establecer los requerimientos nutricionales de este período.
No tenemos a mano un modelo tan perfecto para establecer las necesidades en meses posteriores. Se han tomado, como datos de referencia, los de la alimentación que recibió una población de niños que se han desarrollado sanos. Son cifras adecuadas que se han obtenido para cada sexo y grupo de edad. Hemos de tener presente que hasta los 11 años no existen variaciones entre un sexo y otro. Es a partir de esta edad cuando se separan las necesidades de cada grupo.
Basado en estas encuestas nutricionales, expertos de la FAO/OMS/ESPGAN/ACADEMIA AMERICANA DE PEDIATRIA han establecido unas recomendaciones que, en principio, deberemos seguir. A continuación describiremos una serie de conceptos que nos facilitarán una mejor comprensión sobre el tema de la ALIMENTACION y, en especial, la INFANTIL.
ALIMENTO es toda sustancia sólida o liquida comestible. Son compuestos complejos en los que existen sustancias con valor nutritivo y otras que carecen de ello. Estas últimas, a veces, mejoran su sabor y, otras, las funciones motoras y absortivas.
NUTRIENTE es el elemento nutritivo de un alimento.
ESENCIALES -> aquellos que el organismo no es capaz de sintetizar y necesita para mantener su estructura y funcionalidad normal. Hay unos 45/50 nutrientes esenciales: A) Todas las vitaminas; B) Minerales: a) oligoelementos (hierro, cobre, etc.), b) macroelementos (agua, calcio, sodio, etc.). C) Aminoácidos: Histidina, Isoleucina, etc. y por último -> D) dos ácidos grasos: linoleico y linolénico.
NO ESENCIALES o ENERGETICOS -> son aquellos que podemos sintetizar partiendo de materiales más sencillos.
REQUERIMENTO de un nutriente es la cantidad necesaria para mantener sano a un ser humano.
Como quiera que los estudios se hacen sobre un grupo de población y una determinada edad, resulta que las cifras nutricionales son buenas para unos, insuficiente (en mayor o menor grado) para otros y la tomarán en exceso, otro gran tanto por cien de ellos. Por ello se ha llegado a la conclusión que se definirá como APORTE O INGESTA RECOMENDADA -> que viene a corresponder a la cantidad de un determinado nutriente que cubre las necesidades de la mayor parte de la personas sanas de una población. ENERGIA se exceptúa de lo dicho anteriormente, por cuanto el APORTE ACONSEJADO es igual a REQUERIMIENTO MEDIO.
NOTAS SOBRE LOS REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES
• La velocidad de crecimiento es una variable que modula los requerimientos nutricionales en el niño.
• El niño cuanto más pequeño es más hidrodependiente.
• Pasada la primera infancia existe una gran variabilidad individual en los requerimientos energéticos.
• En nuestro medio uno de los errores dietéticos más frecuentes es el aporte excesivo de proteínas.
• La calidad y proporción de los distintos ácidos grasos es tan importante o más que el aporte total de grasas.
• En el lactante la lactosa debe ser el hidrato de carbono predominante.
• La leche materna es deficitaria en Vitamina D por eso se deben administrar 300 UI/día los seis primeros meses y 400 luego. De vitamina K también lo es en los primeros días.
TIPOS DE ALIMENTOS
Existen, reducidos a términos de composición química, SIETE tipos de alimentos: agua, principios inmediatos (hidratos de carbono, grasas y proteínas), minerales, oligoelementos y vitaminas. Existe gran variabilidad en la proporción en que encuentran cada uno de ellos en los alimentos naturales. Unos poseen gran cantidad de algún grupo y carecen de otras.
Debido a lo dicho en el párrafo anterior se ha establecido la siguiente clasificación de los alimentos según su FUNCION NUTRICIONAL:
• ALIMENTOS ENERGETICOS -> ricos en Hidratos de Carbono o Grasas.
• ALIMENTOS PLASTICOS O FORMADORES -> predominan las Proteínas y el Calcio
• ALIMENTOS REGULADORES -> ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos.
Teniendo presente esta tabla, se puede garantizar una nutrición correcta, si en la dieta diaria entran a formar parte, en cantidad suficiente, uno o dos alimentos de cada grupo. Se desconoce, con exactitud, cual es la cantidad necesaria de cada uno de ellos, aun cuando existen datos que nos indican el mínimo que debemos tomar de los distintos grupos y las calorías precisas según la masa corporal. Lo que si sabemos, es que la alimentación los debe comprender todos, en especial, cuando nuestro organismo sufre cambios importantes y el desarrollo se acelera (niñez y pubertad). Asimismo, debemos cuidar a las personas de la tercera edad por su posible degradación.
En resumen, si bien es cierto que siempre debemos actuar con cautela en la ingesta de los alimentos, debemos incrementar nuestros cuidados en las edades extremas de la vida. Hasta el total desarrollo del cuerpo humano es como si "estuviésemos construyendo una casa" y todos los materiales fuesen importantes: cemento, arena, cristales, grifos, etc. Si alguno nos falta -> posiblemente fallemos por algún lugar. De nada nos valdría tener 10.000 grifos de oro si no tenemos hierro para que las columnas sean firmes y nos aguanten de la estructura.
No debemos complicarnos la vida buscando tal o cual manjar que a veces vemos en distintas pautas alimenticias hechas en un lugar "exótico". Debemos adaptarnos a la zona en que vivimos, a los productos de nuestra región -> "haremos pautas locales". De todos modos, quede claro que el ser humano terminará por adaptarse a todo tipo de alimento, aunque le lleve siglos conseguirlo.





NUTRICIÓN INFANTILhttp://www.alimentacion-sana.com.ar/.../infantil.htm%20-
A partir del año de vida se le va a indicar a los padres que la ALIMENTACION INFANTIL se deberá regir por unos conceptos que se ven reflejados en una frase más o menos similar a esta:
"EL NIÑO TOMARA LO QUE PUEDEN COMER LOS ADULTOS Y PREPARADO DE LA FORMA QUE ES CONVENIENTE INGERIRLO POR ELLOS"
En ella se les comunica que los alimentos y su condimentación han de atenerse a las normas que nos deben guiar en el resto de nuestra vida. Es decir, usar alimentos de todos los grupos y no abusar, en su preparación, de los grandes condimentos, exposición a gran calor, cuidar las conservas a utilizar, etc. etc. Los niños van a ser equiparados a los adultos, en su nutrición. Por ello nos ocuparemos de que alimentos y en que forma han de serle administrados durante el primer año de vida. Es un período de gran y rápido desarrollo y hemos de procurar "equivocarnos" lo menos posible para que su evolución pondo-estatural sea la correcta.
Cuidar la ALIMENTACION INFANTIL es conseguir el mejor ser futuro y lograr las metas que, genéticamente, le han sido marcadas durante su concepción. La nutrición en estos doce meses ha sufrido grandes variaciones a lo largo del tiempo. En un congreso reciente sobre el HOMBRE DE ATAPUERCA-Burgos (considerado como el más antiguo descubierto), se ha indicado que se destetaban no antes de los tres años. Y en un libro editado en 1916 y escrito por el Dr. Apert y en el que participa el Dr. Marfan (padres, ambos, de la medicina moderna) con el capítulo de ALIMENTACION INFANTIL se indica: "No se dará carne antes del vigésimo mes como no sea con un fin terapéutico".
Desde hace una veintena de años, las modificaciones que se han hecho en la NUTRICION INFANTIL han sido mínimas. Están basadas en descubrimientos posteriores sobre que o cual alimento es o puede ser causante de una determinada enfermedad. Han sido avances científicos que ayudan a mejorar la nutrición. Se ha comprobado que la alimentación materna en los seis primeros meses puede ser suficiente, en la casi totalidad de los niños. Fundamentado en ello, y cuando la madre no puede alimentarlo con su leche, se han buscado preparados que se parezcan lo máximo posible a la materna. Tienen como base la leche de vaca. Se retiran elementos, se disminuyen o aumentan las cifras de otros y, por último se añaden aquellos que no posee, a fin de que se parezca lo máximo a la leche de la especie humana.
De todos modos, entre los cuatro y seis meses, se pueden ir introduciendo los cereales "sin gluten" y determinadas frutas (preferentemente, las que se vienen utilizado, desde hace muchos años, en la zona en que vivimos ).
A partir de los seis meses, ya podemos incluir en la nutrición la carne. Primero empezaremos con las carnes blancas (pollo, conejo, etc.) así como frutas que antes habíamos indicado no se deberían tomar. Pasados de 15 a 20 días introducir las carnes rojas. (Nota: nunca las vísceras de los animales).
A los ocho meses, ya podemos incluir la yema de huevo y los "cereales con gluten" (otros indican un poco antes y otros un poco después). La yema ha de prepararse cocida o pasada por agua. Primero se le da la mitad y tras unos días, si no vemos ninguna reacción indeseable de rechazo o alergia, se le da entera. Choca a muchas madres que se introduzca antes la yema que la clara. Hemos de manifestar aquí, que la yema su principal componente son las grasas y en la clara lo son las proteínas. Y, como es de todos conocido, las proteínas son mucho más alergénicas que las grasas, de ahí su demora en la aparición en la nutrición infantil.
A los diez meses, podremos meter en nuestras pautas la clara de huevo y el pescado. Pescado de cualquier tipo, siempre que no sea muy graso. Hemos de comentar, en este momento, que la fecha de introducción del pescado viene discutiéndose y las últimas tendencias están más a favor de retrasarlo hasta que cumpla el año. Pensar que somos animales carnívoros, y fuimos pescadores muchos siglos después.
Resumiendo, la edad de introducción de los alimentos infantiles ha de seguir un orden que se ha establecido de acuerdo con las posibles intolerancias o rechazos de un organismo que se ha ido adaptando a través de su evolución en la tierra.
A continuación, expondremos un calendario que más o menos es aceptado por todos:
• De 0 a 6 meses: LECHE MATERNA o comercial, si no es posible la anterior.
• De 4 a 6 meses: Se podría introducir los CEREALES SIN GLUTEN y las frutas y VERDURAS que normalmente se han ingerido en la zona desde "hace años".
Hemos de evitar hasta los 6 meses las espinacas y la remolacha.
• A los 6 meses: CARNE. Primero las blancas (pollo, conejo, etc.) y a continuación las rojas. Asimismo ya tomará verduras, zanahoria y patata.
Seguirá con CEREALES SIN GLUTEN y podrá tomar fruta de cualquier tipo.
• A los 8 meses: Se introducirá la YEMA DE HUEVO (cocida o pasada por agua) y los cereales pueden ser CON GLUTEN.
• A los 10 meses: Se puede introducir el PESCADO y la CLARA DEL HUEVO. Si bien, hay quién sugiere que es mejor esperar hasta el año de vida.
Nota: Hasta los doce meses se han de dar los alimentos cocidos "sin sal" y triturados de acuerdo con las necesidades del niño.
• A partir del año de vida: Podrá comer de todos los alimentos que estén admitidos como "sanos" en los adultos y preparados, claro está, acorde con las normas que se dan para una mejor dieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada